En diferentes medios de comunicación el candidato a la presidencia Virginio Lema Trigo del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), manifestó que pretende reducir el gasto diplomático dejando las embajadas absolutamente necesarias y buscando bolivianos honorables que vivan en el extranjero para que representen al país como encargados de negocios, gestionando espacios comerciales para la generación de riquezas sin gastos exagerados.

Esto sumado a su propuesta en la que el vicepresidente asuma las responsabilidades del Canciller, dejando de ser el presidente del Senado, implican un gran cambio en la administración pública respecto al relacionamiento internacional, ya que un miembro del ejecutivo junto con bolivianos que viven fuera del país crearán lazos tanto con el gobierno, como con los ciudadanos generando mayores oportunidades.

Se refirió al gasto que genera la Cancillería anualmente en embajadas y consulados, recursos que pueden ser invertidos en cubrir las verdaderas necesidades de la gente y generar el vínculo con los bolivianos que están en diferentes partes del mundo para que sean ellos los que representen al país como encargados de negocios.

Lema señaló que los gremios, como las cámaras de industria y comercio deberían ser los que  cuenten con funcionarios que caminen por el mundo ayudando a hacer que la economía de Bolivia genere cada vez más riquezas y mejores oportunidades.