Los alcaldes de los tres municipios del Gran Chaco, además de los concejales municipales, tenían previsto en la ciudad benemérita, reunirse este martes con los ejecutivos de desarrollo de Caraparí y Villa Montes, y principalmente con el ejecutivo Regional Transitorio, José Quecaña, para conminarlo y de paso generarle alternativas para que honre sus compromisos de realizar la transferencia de recursos, por concepto de las leyes 3038 y 3861 a los gobiernos municipales, sin embargo no asistieron a la reunión e hicieron llegar notas excusadoras a las autoridades ediles.

El burgomaestre de Yacuiba, Ramiro Vallejos, explicó que las notas excusadoras que mandaron el Ejecutivo Regional Transitorio y los ejecutivos de desarrollo de Caraparí y Villa Montes, hacían mención que, al no poder llegar a la reunión programada, iban a agendar otra donde invitarían ellos a los alcaldes y concejales municipales; actitud que provocó el desacuerdo de las autoridades ediles, quienes decidieron cursar nuevas invitaciones a Lorgio Torres, Robert Ruiz y José Quecaña, para reunirse el día jueves 25 de abril, en oficinas del Gobierno Municipal de Yacuiba, donde también se pretende contar con la presencia  de los asambleístas regionales.

“La reunión se realizará a partir de las 10:00 de la mañana, donde se tocará principalmente la temática relacionada a las transferencias de recursos que debe efectuar el Gobierno Autónomo Regional a los gobiernos municipales, por deudas acumuladas por concepto de las leyes 3038 y 3861, referidas a educación, salud y desarrollo productivo. Aprovecharemos para analizar otras temáticas que tienen que ver con Setar y Emtagas” especificó el alcalde Vallejos, a tiempo de puntualizar que la deuda consolidada hasta noviembre del 2017, equivale a más 139 millones de bolivianos, de los cuales alrededor de 35 corresponden al Gobierno Municipal de Yacuiba; 56 millones al Gobierno Municipal de Caraparí y más de 45 millones al Gobierno Municipal de Villa Montes.

Recordó por otro lado, que hay deudas que tienen los gobiernos municipales con las empresas que han firmado contratos de ejecuciones de obras. Complementó que se les deben de planillas, así también por conclusiones de obras, o por otros aspectos que están vinculados a la inversión o líneas de gastos que regulan las leyes 3038 y 3861. Sostuvo que los gobiernos municipales, incluso han tenido que recurrir a prestarse plata de diferentes instancias para cumplir esas obligaciones, cuando insólitamente, hay recursos dormidos que el Gobierno Regional tendría que pagar a los gobiernos municipales, conllevando a que éstos ya no tengan la necesidad de seguirse prestando.

A su turno, el alcalde de Villa Montes, Omar Peñaranda, acotó que los tres ediles de la región, desde hace varios años, vienen exigiendo al ejecutivo transitorio José Quecaña, que cumpla con la trasferencia de recursos a los gobiernos municipales, y que incluso la autoridad regional, firmó en varias oportunidad acuerdos para pagar periódicamente pero no los cumplió, y eso conllevó a que ahora tengan que convocarlo una vez más, para solucionar de manera definitiva esa problemática, que no solo afecta a las instituciones municipales, sino también a las poblaciones de los tres municipios.

“No solo nos preocupa la falta de transferencia de los recursos, sino también otras temáticas como la consolidación de la autonomía regional, desde la transición y la aplicación de normas que permiten consolidar a la misma; nosotros desconocemos todo el proceso que se está haciendo, y es necesarios que lo podamos conocer de primera mano, de aquella instancia que está llevando adelante el proceso de conciliación, como es el Gobernación Regional. Esperamos que el ejecutivo Quecaña y los demás ejecutivos de desarrollo, puedan estar presentes en la reunión del día jueves” expuso Peñaranda.

EL DETALLE: Los concejos municipales de los tres municipios, brindan su pleno apoyo y respaldo a las gestiones y exigencias que están realizando los ejecutivos municipales, y esperan también que el ejecutivo Regional Transitorio, José Quecaña, honre sus compromisos y cumpla con el mandato de las leyes.