Ayer lunes, en diferentes puntos del país se realizaron marchas pacíficas en apoyo a la Gran Marcha por la Democracia en la ciudad de La Paz convocada el pasado 24 de mayo, por representantes de la oposición, Comités Cívicos y Plataformas Ciudadanas, actividad gestionada desde diciembre del año pasado por Virginio Lema Trigo, candidato a la presidencia por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), quien presentó una carta buscando la unión de la oposición para los comicios de octubre.

A pesar de que las encuestas muestran a otros candidatos en los primeros puestos de popularidad, Virginio Lema articuló la línea de acción de la oposición, liderando y tomando iniciativas para la consolidación de un bloque que tome una postura unificada frente a la repostulación del binomio Evo-Álvaro y a la petición de renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), como también, la presencia de veedores internacionales en los que se pueda confiar y no así con la Organización de Estados Americanos (OEA), después del accionar de su representante, Luis Almagro, en su visita a Bolivia.

“Queremos mostrarle al país que estamos unidos, que hay formas de generar unidad, nosotros creemos que la unidad verdadera es posible y estamos trabajando en ello, debemos unirnos para hacer respetar nuestra Constitución y bajar una candidatura ilegal”, reafirmó el candidato.

Por otra parte, frente a declaraciones de diferentes representantes del oficialismo, que tildan esta movilización de una medida política de la oposición, Lema en respuesta enfatizó en que esta es una movilización política del pueblo y no solo de la oposición. “Cuidar de nuestra democracia es una acción política, política significa construir un nuevo país y es en lo que nosotros creemos y por eso estamos aquí”, concluyó el candidato.