(El Andaluz)

La víctima, identificada, de 21 años de edad, pide justicia. Entre lágrimas relató que cerca de la media noche del lunes llegó a pie y toda adolorida a un puesto policial de Villa Montes, donde denunció a su amigo por intento de violación y agresiones físicas

Tuvo que pedir ayuda a su madrina y amigas para que la recojan del puesto policial y la trasladen al médico forense, como recomendaron los investigadores.

La joven recordó que tenía un amigo taxista de nombre José Luis, a quien había conocido hace un mes en la universidad, y este ya le había hecho algunas ‘carreras’ a la universidad y a su domicilio. El sindicado le había invitado a pasear en su movilidad vía WhatsApp propuesta que fue aceptada por la agredida.

“Confiando en esa reciente amistad, aceptó la propuesta del sospechoso, quien se hizo presente en el inmueble y ambos se dirigieron hacia la comunidad de San Antonio, después decidieron retornar a la ciudad, donde el chofer detuvo el carro cerca de una tienda y compró cinco cervezas, luego aseguró haberse olvidado comprar cigarrillos y pidió a la joven ir por ellos “contó una fuente policial.

Cuando la muchacha volvió al auto, el taxista le pasó una cerveza que ya estaba abierta y ella sin dudarlo tomó un sorbo, así entonces ambos continuaron bebiendo en el interior del vehículo, terminaron dos latas de cerveza y la muchacha perdió el conocimiento. Cuando reaccionó, se hallaba en un lote baldío, estaba en medio de árboles y con signos de haber sido violada. “Pidió al chofer que la lleve a su casa, pero este nuevamente trató de agredirla sexualmente, esta vez en el interior del taxi. La víctima forcejeó con el agresor que la amenazó con matarla si no accedía a hacerle sexo oral, la sujetó del cuello, la joven peleó con todas sus fuerzas hasta lograr salir del carro y escapar a pie hacia el monte, logrando así huir del presunto violador”, manifestó.

Posteriormente, caminó por varias horas y llegó a un puesto policial, donde denunció al agresor, quien está prófugo.