COLUMNA GRAN CHACO AUTONOMO

Escribe el Dr. Alberto Quisbert Sánchez, natural de Agua Blanca, tierra linda como una flor, hay se va la segundita para que la bailen mejor, decía don Julio Flores.

PUBLICIDAD

Lo que les voy a contar es una realidad que ocurre actualmente no tiene nada que ver con la ciencia ficción, además desde niño nunca me han gustado esta clase de figuraciones, siempre me identifiqué con lo real, por eso jamás me han agradado películas que no sean de la vida real y cuando empecé a escribir a finales de la década de los noventa, ha sido siempre dentro de este género, lo que les digo es que se trata de un hombre de carne y hueso, es Coronel de la Policía, muy simpático y carismático, que ha demostrado a los cuatro vientos que cuando hay voluntad, predisposición y poder de decisión todo es posible, les voy a hablar del Coronel ALFONSO SILES ROJAS, un hombre común y corriente como son todos los Policías, se hizo notar cuando Subcomandante trabajaba como segundo de otro buen Comandante de origen Vallegrandino, afirmo esto porque gracias al Supremo Hacedor conozco todo mi País de punta a punta y conozco la idiosincrasia de cada Departamento, Provincia, Región, Etc. Estas dos autoridades ya habían dado un paso elemental al demostrar que en la Policía Boliviana hay gente capaz y muy valiosa para la población, una vez relevado el anterior Comandante Policial de Santa Cruz de la Sierra, asumió el mando el actual Comandante, que designación más acertada del Alto Mando Policial, desde la Sede de Gobierno, una vez posesionado y ordenando en una medida correcta a sus colaboradores este carismático Jefe Policial, empezó su verdadera y titánica tarea de ordenar la casa, puesto que lamentablemente la Policía parecía una granja donde los pollos salían de una mala calidad, digo esto porque fui Oficial de la Policía por la década de los ochenta y en verdad esta Institución nuestra Institución era una verdadera desgracia, porque era comandada por delincuentes y corruptos, me acuerdo de dos Jefes Policiales tarijeños (chapacos), de apellidos Michel y Valdés a cuales más maleantes, que ponían por los suelos el sagrado nombre de esta linda Institución de la Patria, me hice la promesa de seguirle los pasos a este Coronel, en especial aquellos tiempos cuando empezó a llevar adelante una verdadera reestructuración en Palmasola, que era tierra de nadie, donde los delincuentes y reos rematados hacían de las suyas a vista y paciencia de los policías o con alguna complicidad de estos, el trabajo fue arduo y estoy  seguro de que ha debido sufrir amenazas de estos delincuentes y de los propios Camaradas que tenían jugosos ingresos con el trabajo sucio que hacían los delincuentes, donde con una autoridad y una moral por encima de todos se impuso y logró el objetivo de barrer con esta delincuencia organizada dentro de este penal, llevó adelante con una sencillez que lo hace mucho más grande y creíble aún. Luego siguió con los ladrones de toda laya en las inseguras calles de la bella Santa Cruz de la Sierra, posteriormente fueron los pandilleros que también hizo quizá el mejor trabajo de todos, luego fueron los choros y asesinos de los celulares, trabajando de forma aunada, humilde, sencilla, con personalidad pero con la Ley en la mano, este sencillo Coronel a Quien desde la distancia le digo con el más grande de los respetos y admiración, bien hecho mi Coronel, me siento orgulloso de alguna vez haber vestido el uniforme que a uno lo hace responsable ante la población boliviana, de ser sencillamente un Servidor Público, ojalá con ese enorme ejemplo en el futuro hayan cientos y miles de Policías como usted, es un verdadero honor de tenerlo en las filas de nuestra Institución de la Patria, usted significa, seguridad, honestidad, cumplimiento, responsabilidad, entrega y dedicación, pero por sobre todas las cosas confianza que es lo que más necesitaba nuestra Policía Boliviana, ojalá cuando sea su momento sea ungido como un verdadero General de la Patria y conduzca a la Institución como lo está haciendo ahora en la bella y hermosa Santa Cruz, que se merece jefes Policiales como usted.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí