El Vikingo Pociteño mostró un plantel diferente el último sábado en el partido que terminó empatado por 2 a 2 ante Leandro N. Alem, dentro del equipo se tuvo a Lulo Fernández, Emilio Díaz y Daniel Correa, jugadores con amplia trayectoria que se vuelven a poner la camiseta de Juventud Unida para buscar te tricampeonato.

Durante la semana pasa los Vikingos solo tenían un plantel que no pasaba de los 15 jugadores tras una campaña de desprestigio que hizo el anterior cuerpo técnico señalaron los dirigentes, “lastimosamente llegaron personas de muy mala fe al club que solo le hicieron daño y prometiendo cosas a los jugadores para sacarlos del club, hicieron una campaña de desprestigio y nos dejaron diezmados en el tema de nuestra plantilla. Con un esfuerzo como directiva se trabajó la semana pasada para levantarnos de este mal momentos y  hablo con los jugadores que perteneces a nuestra institución pero que estaban jugando en otros clubes, quienes volvieron y ahora tenemos 28 registrados en nuestra planilla”, informó Hernán Villarroel delegado del Club Juventud Unida.

Pese a no tener muchos minutos de entrenamiento en conjunto los recién incorporados al plantel titular mostraron sus jerarquía en la cancha y sacaron adelante el partido que terminó empatado por 2 a 2, “trabajamos solo dos días para formar el plantel tuvimos que improvisar un poco en esta fecha pero el trabajo de esta semana mostraran los que va ser Juventud Unida en este torneo”, señaló Juan Galarza director técnico del Vikingo Pociteño.

Tanto Lulo Fernández, Emilio Díaz y Daniel Correa fueron pieza claves en la cancha para que el equipo salga a flote ya que se tuvo el debut de algunos pibes que llegan de las inferiores y quienes pedían a grito minutos en la cancha en los partidos oficiales, “echamos mano de los juveniles de la sub-18, para que vayan ganando minutos y lo hicieron muy bien, eso nos alegra porque es el fruto del trabajo que se hace en las inferiores formando a nuestros propios jugadores”, puntualizó Galarza.

El partido estuvo parejo tanto para Juventud Unida que dio presión en el medio campo y el contragolpe con sus delanteros, mientras que los Patoruzu se defendieron muy bien.

Los Vikingos esperan conocer hoy a sus rival de la próxima fecha y trabajar pensando en retomar la primera casilla de este campeonato Apertura en su segunda ronda.