El Programa Solidario Comunal (Prosol), cierra la etapa de evaluación de las iniciativas implementadas por las comunidades ratificando el uso adecuado de los bienes, además los grupos de las familias beneficiadas presentaron los descargos correspondientes a las inversiones de la gestión 2018.

Tras concluir las entregas, los técnicos del Prosol se apersonaron por cada propiedad agraria beneficiada, a fin de constatar que los bienes estén en el uso para el que fue adquirido, según la priorización de demandas de la comunidad.

Según Salazar, en las inspecciones se logró evidenciar que las familias tecnificaron el riego, mecanizaron el agro, cerraron sus parcelas productivas, construyeron cabañas para el almacenamiento de granos y subsanaron otras necesidades que tenían en la producción. También resaltó que el porcentaje de familias que no cumplieron en el uso es mínimo.

El director del Prosol, Diego Salazar, indicó que las familias lograron subsanar los problemas emergentes de las actividades productivas.

Generalmente, los productores no tienen los recursos suficientes para adquirir esta clase de materiales. Es por ello que el Gobierno Regional realizó la entrega de numerosos bienes a las familias productoras de las comunidades campesinas; con la condición que sean utilizados en el fortalecimiento de las actividades agrícolas y pecuarias.

Las comunidades que realizaron el uso adecuado de los materiales están habilitadas para solicitar materiales en esta nueva gestión. “Si las comunidades cumplieron con las iniciativas y ejecutaron los materiales que se les dio, pueden recibir más beneficios del Prosol”, concluyó.

El Programa Comunal, en cumplimiento a las normas vigentes, está realizando el cierre de carpetas de la gestión 2018; posteriormente, iniciará la ejecución de las iniciativas productivas que programarán las comunidades con el presupuesto de la presente gestión.